4.12.05

¿Qué es un país?



Un país, según las definiciones más reiteradas de diccionarios y especialistas, lo componen un Estado, un pueblo y un espacio físico. Es decir, elementos propios de la ortodoxia circunstancial de un contexto.

España es una nación de naciones. Estados Unidos parecido. Francia es un país centralizado en Ille de France. Congo es otra nación. Cataluña, País Vasco y Galicia son naciones históricas. Tonterías.

España en su concepto de unión estatal nace con la llegada borbonica, aunque las competencias de los dos reinos bajo una sola tutela es del siglo XV. Quizás la idea de España en la Edad Media era la de los reinos cristianos, con la convivencia árabe y judía (Curioso no hablar de España en términos históricos de Al Andalus); Con el Imperio Romano España no existe, se alude a la influencia que dejaron los conquistadores en civilizaciones anteriores como celtas, íberos y colonias grecomesopotámicas. Otra absurdez pues estos clanes no tenían más relacion que las fronteras del territorio que se repartieron a base de batallas.

Estados Unidos nace en el siglo XVIII, aunque su expansión se reduce a antiguos ingleses (Probablemente descendientes de vikingos y normandos) que masacran a tribus indias que previamente sólo se mataban entre ellas. El sur, no es más que la conquista de México a hispanos que previamente pulverizaron a aztecas que aniquilaron civilizaciones precolombinas.

Francia es un territorio. Poblado por galos, teutones, romanos, ingleses y demás calaña humana a lo largo de la historia. Una victoria militar de una generación hizo que Francia tuviese o no su frontera en el Rubicón.

Congo, fue Zaire antes que Congo. También fue Bélgica, y antes fue de Leopoldo. Realmente, toda su historia anterior se limitó a pequeños clanes paleolíticos que sobrevivían hasta los 30 años. Ahora mueren más, porque son más. Pero siguen luchando como clanes tribales por diamantes que no van a comer nunca.

El País Vasco se reinventó a sí mismo en el siglo XIX por una simple cuestión de fueros (El carlismo y el apoyo del PNV, la mayoría vasca, a insurreciones como la del aspirante absolutista Carlos y la franquista, prueba las contradicciones) Y la reinaxenxa catalana se justifica en el romanticismo decimonónico.

En definitiva, es ridículo adherirse a un sentimiento nacionalista cuando por ejemplo nuestros abuelos han conocido tres banderas y cuatro sistemas políticos. He de recordar que antes Guinea Ecuatorial y gran parte de Marruecos eran tan España como Ceuta y Melilla. Y las comunidades nunca tuvieron tanta soberanía. Sin embargo, la gente discute de cuestiones efimeras y futiles como que bandera es más adecuada o como quiere que le llamen. Un país no es nada ni nada lo justifica: Las diferencias que nos colgamos se disolverían en las copas de una noche de farra juntos.

1 Comments:

At 1:25 am, Blogger Cloro said...

El problema es el sentimiendo primario del hombre, su necesidad de discriminar a los diferentes, de separar de los mios -los buenos- y los otros -los malos usurpadores-. Y los politicastros lo saben muy bien, alientan esos sentimientos para recoger un trozo de pastel mas grande.

No existen las naciones sino las personas.

 

Post a Comment

<< Home